Las 4 razones más comunes por las que la llave del coche no funciona

Todos hemos tenido uno de esos días. Usted está corriendo contrarreloj para llegar a su trabajo o a una reunión y cuando intenta arrancar su coche, o incluso al desbloquear el inmovilizador, por alguna razón no funciona.

Su mente trata de entender qué está ocurriendo. A veces la respuesta es sencilla, pero otras veces puede tomar algún tiempo el encontrar la raíz del problema.

En las siguientes líneas haremos una revisión de algunas razones por las que la llave de su coche no funcionando, todo esto con el propósito que la próxima vez que esto ocurra sea mucho más sencillo averiguar la causa de este molesto contratiempo.

El bombín o la llave están dañadas

Si usted conduce un coche moderno, la posibilidad de que se encuentre con este problema es bastante pequeña. Los coches modernos tienen sistemas de encendido sin llave que reducen en mucho el desgaste de estas piezas.

Sin embargo si su encendido es aún de tipo exclusivamente manual, tome en cuenta que es posible que la llave o el bombín hayan sufrido una falla o un desgaste que impida su correcto funcionamiento.

Haga una inspección visual para descartar problemas con la llave. En el caso del bombín deberá dejarlo en las manos del cerrajero automotriz que lo diagnosticará apropiadamente.

Baterías gastadas en la llave electrónica o el control del inmovilizador

Suele ser la primera causa de falla, y de seguro le ha ocurrido alguna vez. Las baterías se agotan y si usted no hace reemplazos periódicos es posible que un día simplemente no pueda desbloquear su coche.

Si usted nota que su vehículo no responde a los comandos del control, es muy probable que la causa sea unas baterías desgastadas.

Pulsadores dañados

Aunque las llaves electrónicas y los controles suelen ser diseñados para varios años de uso (y abuso) existe la posibilidad de que los pulsadores internos de los botones que controlan algunos de los comandos dejen de funcionar.

Por lo general no suelen fallar de forma súbita, pues al principio pueden requerir mayor presión para activarse, lo cual le avisará sobre un fallo inminente. Líquidos derramados o el sudor corporal pueden también ser las causas de una avería de éste tipo.

El control o la llave se han desprogramado

Los sistemas de llaves electrónicos requieren un emparejamiento entre el coche y la llave antes de poder usarse. Cuando usted compra un duplicado de la llave electrónica se requiere un procedimiento para que este emparejamiento sea efectivo.

Puede suceder que al adquirir una llave electrónica idéntica a la original aún no se cumpla con el procedimiento de emparejamiento requerido. También es posible que fallos dentro de la electrónica de la llave provoquen la pérdida de dicha programación.

Conclusión

Que nuestras llaves no funcionen apropiadamente siempre será una molestia. Tomando el tiempo de descartar algunas de las causas que hemos descrito, es muy posible que usted mismo logre diagnosticar lo que ocurre con su llave y mitigar el problema.

En caso de necesitar más asistencia, recuerde usar los servicios de un cerrajero en el raval de confianza.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *